BlackFriday

Viajes al COSTO hasta el 7 de Diciembre. ¡Reserve AHORA!

Ver nuestras ofertas
BlackFriday

Viajes al COSTO hasta el 7 de Diciembre. ¡Reserve AHORA!

Ver nuestras ofertas

La Historia de Estambul: ¿Por qué no es la Capital de Turquía?

Estambul es conocida por ser una de las ciudades más hermosas y diversas del mundo. También es reconocida por ser la única ciudad ubicada entre dos continentes, Europa y Asia, siendo separada por el estrecho del Bósforo, un canal de agua de belleza inexplicable. 

Sin dudas, Estambul es la ciudad más conocida y poblada de Turquía y de Europa, con aproximadamente quince millones de habitantes. Sus tierras fueron hogar de las antiguas ciudades de Bizancio y Constantinopla, haciéndola rica en cultura e historia a la vez. 

A pesar de ser una mega ciudad cosmopolita, y la más grande del país, Estambul no es la capital de Turquía. ¿Quieres saber por qué? ¡Te dejamos la información aquí abajo!

Inicios de la ciudad

Estambul siempre fue una ciudad importante en la historia mundial, y a lo largo de su existencia ha sido hogar de distintas culturas e imperios, entre los que resaltan el imperio Romano; de la cual fue la capital del Oriente, y de los imperios Bizantino, Latino y Otomano, en dicho orden. Pero a sus inicios, en el siglo VII a.C, era simplemente un pequeño pueblo de pescadores.

La ciudad ha sido partícipe de distintos hechos históricos, y en sus inicios, era una ciudad predominantemente cristiana, ya que Constantinopla fue por muchísimo tiempo la ciudad más poderosa de dicha religión. No fue hasta la caída de Constantinopla cuando se estableció el califato otomano, convirtiéndose en una ciudad musulmana, que hasta el día de hoy se aprecia en la religión de la mayoría de la población. 

Estambul fue la capital de Turquía hasta el año 1923, cuando el gobierno de Mustafa Kemal Atatürk, el primer presidente de la República de Turquía, decidió trasladar la sede del gobierno a la ciudad de Ankara, ya que luego de la Primera Guerra Mundial, necesitaba que la capital del país se encontrase en una zona más segura y más difícil de infiltrar, realizando los cambios necesarios hasta oficializarse en el año 1930. 

Ankara, la capital turca

La ciudad de Ankara, ubicada en la región de Anatolia Central, es la segunda ciudad más poblada del país turco. Allí habitan alrededor de cinco millones de habitantes, y es también un sitio lleno de historia, museos y mucho que ver y explorar. Es una ciudad predominantemente industrial, y allí se desarrollan muchas actividades económicas de agricultura y producción. 

Al fundarse la República de Turquía, Ankara era una pequeña ciudad de apenas unos quince mil habitantes. Fue una solución a una vulnerabilidad que sufría el país en tiempos de guerra, y a raíz de ello la ciudad se desarrolló impresionantemente. Hoy en día, al caminar por Ankara, podrás apreciar los contrastes entre lo antiguo y lo moderno. Los distintos imperios que allí hacían vida aún tienen huella en la arquitectura y  de la ciudad, mientras que se han construido zonas muy modernas con rascacielos, hoteles y avenidas de la actualidad. 

Sitios imperdibles en Ankara

Si deseas visitar Ankara, tendrás la oportunidad de descubrir una ciudad hermosa y muy movida. El principal atractivo de la ciudad es el mausoleo Anıtkabir, donde reposa el cuerpo del padre de la patria Mostafa Kemal Atatürk. Es un sitio icónico de la ciudad e indispensable para entender la historia y el desarrollo de Ankara hasta la actualidad. Allí podrás ver el cambio de guardia y apreciar parte de la cultura turca moderna. 

Si eres amante de los museos, definitivamente no puedes perderte el Museo de las Civilizaciones de Anatolia, una joya histórica hogar de distintos restos de las civilizaciones Hitita, Frigia y Lidia. Este es uno de los museos arqueológicos más importantes del mundo, el cual fue construido por el mismo presidente turco Mostafa Kemal Atatürk, y se encuentra ubicado cerca del Castillo de Ankara.

Por otro lado, el Castillo de Ankara es sin duda un símbolo de la capital turca. Misterioso e interesante de explorar, está formado por un conjunto de escaleras y edificaciones históricas y hermosas. Esta fortaleza tiene un encanto único, lleno de tiendas y personas paseando por él, prevaleciendo la historia de la épocas antiguas de Turquía. Esta fortificación histórica es el sitio perfecto para pasar la tarde y perderse entre sus encantadoras calles. 

Si te interesa la religión, definitivamente debes visitar la primera mezquita de la ciudad de Ankara: la mezquita de Aslanhane. Su construcción data desde el año 1290 y se encuentra debajo del Castillo de Ankara, así que puedes aprovechar de visitarlos juntos. Su antigua arquitectura y decoración con azulejos es realmente una linda experiencia.

Para los más modernos, visitar la icónica torre de comunicaciones Atakule es una buena opción. Esta torre de 125 metros tiene opciones de ocio y comercio, con distintas tiendas en su parte inferior, e inclusive un restaurante giratorio y una terraza en el tope de la torre. Si prefieres lo antiguo y arqueológico, el Monumento de Ancira son unas ruinas romanas del conocido templo de Augusto y Roma en Ankara, el cual fue convertido luego en una mezquita y conocido por sus inscripciones grabadas en sus muros. 

Sitios imperdibles en Estambul

Si visitas la ciudad por primera vez, debes dirigirte a la magnífica e imponente mezquita de Santa Sofía. Es sin duda, el icono de la ciudad, y la belleza de su arquitectura y alrededores es indescriptible. Durante su historia sirvió como catedral ortodoxa bizantina y posteriormente católica, como museo y mezquita. Al otro costado, justo al frente y separada por un hermoso jardín, conseguirás la inmensa mezquita Azul, oficialmente llamada mezquita del Sultan Ahmed, con detalles extremadamente hermosos tanto en su exterior como en su interior. 

Estambul es una ciudad de mezquitas, así que en tu paso tampoco puedes perderte la mezquita más grande de Asia e inaugurada en el año 2016: la mezquita de Çamlıca. Allí pueden estar más de 35.000 personas y puedes disfrutar de un museo, galerías de arte y un ambiente realmente hermoso. Como dato interesante, esta mezquita junto a la mezquita Azul son las únicas en el mundo con seis minaretes ubicadas fuera de La Meca y Medina

Visitar el estrecho del Bósforo es una experiencia única en tu paso por Estambul. Navegar a través de él te dará unas vistas sonadas de ambos lados de la ciudad, mientras te relajas apreciando la mezcla entre la naturaleza y las imponentes edificaciones que cubren ambas costas de la Estambul europea y asiática. 

Otro imperdible de Estambul es perderte en el Gran Bazar, en donde miles de vendedores se reúnen para ofrecer productos, especias y casi todo lo que te puedas imaginar en un mismo lugar. Es parte de la identidad de la ciudad, y te impresionaras con el tamaño de este gigantesco mercado

Por último, otro referente de la ciudad turca es la Torre Gálata, una hermosa tierra medieval localizada en una de las áreas más concurridas de la ciudad. Esta torre ofrece hermosas vistas de la ciudad al subir los 143 escalones que te llevarán a la cima de la misma, en donde podrás disfrutar de un bar y un restaurante. 

¿Estambul o Ankara? ¡No necesitas decidirte! Ambas ciudades ofrecen a sus visitantes una mezcla entre cultura, años de historia e interesantes sitios para conocer y descubrir.

Puedes visitarlas juntas o por separado, disfrutar de sus tradiciones es una experiencia única. ¡Chequea nuestros Paquetes a Estambul y Ankara y realiza el viaje de tus sueños ya!

Respuesta en menos de 24hs. ¡Consulte Ahora!

Teléfono de Contacto
Fecha de llegada