BlackFriday

¡EXTENDEMOS! Viajes al COSTO hasta el 7 de Diciembre. ¡Reserve AHORA!

BlackFriday

¡EXTENDEMOS! Viajes al COSTO hasta el 7 de Diciembre. ¡Reserve AHORA!

Atracciones en Egipto que no puedes perderte

El Esfinge, El Nilo o las Pirámides de Giza; no tienes que haber visitado Egipto para conocer su poder de atracción. Estos son sensacionales sitios turísticos, por supuesto, pero son sólo tres de las muchas cosas interesantes que consigues en este fascinante país, donde también podrás explorar monasterios, complejos turísticos costeros y románticos, templos ancestrales y piezas mileniales. En Greca te ayudamos a elegir qué ver en tu próxima visita a Egipto.

El Templo Lúxor

Este inmenso complejo es distinto al resto ya que no está dedicado a un solo dios o faraón, fue construído como un templo para las ceremonias de coronación para los gobernantes de Egipto. 

Es un espectáculo para visitar, al llegar conseguirás una amplia avenida de esfinges con cabezas humanas que conducen a la entrada, donde dos amplias torres de piedra arenisca están decoradas con jeroglíficos tallados de escenas de batallas. En el interior, estatuas de dioses, columnas y capillas te harán viajar por el tiempo. 

El Templo Karnak

Karnak es el segundo sitio más visitado de Egipto, luego de las Pirámides de Giza, y no es difícil de saber la razón. Es un sitio épico que cubre el área de un pueblo completo, tanto así, que el nombre Karnak deriva del árabe Khurnak, lo cual significa pueblo fortificado. En algún momento estuvo conectado al Templo de Lúxor por una avenida de 2.5 kilómetros de estatuas de esfinges, algunas de ellas aún intactas.

Es también único ya que habiendo sido construido en casi dos milenios, algunos de los dioses representados en las secciones posteriores no habrían sido reconocidos por quienes construyeron las partes anteriores.

Valle de Los Reyes

Podría decirse que es la atracción de la egipcia antigua más evocadora; la fuente de toda la tradición de las tumbas sin descubrir amontonadas con riquezas, maldiciones de momias y saqueadores de tumbas. 

En el Valle de los Reyes se encuentra la tumba de Tutankamón, la cual fue descubierta en la década de 1920 y todavía es un sitio de excavación, exploración y conservación para los arqueólogos. Se alcanza desde Lúxor en barco y luego por carretera, es un lugar de colinas desérticas donde sentirás que viajas por el tiempo mientras desciendes a las tumbas inmaculadamente conservadas, sus relieves decorativos lucen casi tan brillantes como en la época en la que fueron talladas y pintadas.

Monasterio de Santa Catalina 

En el Monte Sinaí -o Jabal Musa- se encuentra el Monasterio de Santa Catalina, y el área es conocida como el sitio donde Dios le entregó a Moisés los diez mandamientos. Al visitarlo, sentirás que entras a un portal hacia otro mundo, y de alguna forma lo es, ya que estarás viendo trabajos de artes y objetos, desde mosaicos hasta manuscritos e iconos propios de las primeras imágenes aún existentes de la religión cristiana. Su librería está operando desde el siglo VI, es la más antigua continuamente operativa en el mundo, y su colección de textos ancestrales compite únicamente con las del Vaticano. 

Museo Egipcio

Construido a principios del siglo XX, este inmenso museo en el centro de El Cairo es hogar de alrededor de 120.000 artefactos, siendo la colección más larga de antigüedades faraónicas en el mundo. En la planta baja es donde conseguirás los objetos más grandes, como estatuas, secciones de relieve de piedras y otros objetos arquitectónicos.

Entre los objetos más pequeños conseguirás momias con muecas, monedas y tesoros de las tumbas de faraones, incluyendo la máscara mortuoria de oro macizo de Tutankamón. También conseguirás una tienda de regalos, para comprar recuerdos a tus familiares y amigos. 

Rio Nilo

El casi interminable río Nilo atraviesa once países, desde Tanzania hasta Egipto, y fue fundamental en la formación de la civilización ancestral egipcia. Los antiguos egipcios podían cultivar y comercializar trigo, el cual exportaban y ayudó al país a enriquecerse.

También tiene importancia espiritual ya que se creía que el este representaba el nacimiento, mientras que el oeste en la puesta de sol, representaba la muerte y la vida después de la muerte; siendo la razón por la cual todas las tumbas están localizadas al oeste del Nilo. Ya sea para visitar uno de los templos, o viajar entre Lúxor y Asuán, un crucero por el Nilo siempre será una experiencia inolvidable. 

Bahía de Naama

Bordeando esta amplia bahía en el balneario de Sharm El-Sheikh, en el Mar Rojo, se encuentra una de las mejores playas de Egipto, de un kilómetro y medio de arena dorada, aguas cristalinas y palmeras agitadas por la brisa.

Rodeado de elegantes complejos turísticos, es uno de los lugares más ilustres para alojarse en el Mar Rojo y una base perfecta para viajes en barco a los arrecifes de coral. Si no quieres gastar dinero en paquetes de excursiones de un día, sumérgete en las aguas poco profundas con su propio esnórquel y aletas. Encontrará el mar repleto de vida marina y entre las especies más extraordinarias se encuentran el pez payaso, las rayas manchadas y el pez cofre árabe.

Templo de File

Es casi impensable que podamos inundar a sabiendas las antiguas edificaciones romanas y egipcias, especialmente aquellas tan importantes y con tantos detalles de arte trabajados por años. Pero esto es exactamente lo que pasó cuando a finales del siglo XIX, la represa baja de Asuán fue construida, alcanzando el nivel de agua del Lago Nasser y sumergiendo la isla de File y su templo ancestral. 

En la década de 1960, luego de medio siglo de daños por el agua, se decidió mover el complejo, bloque por bloque, a la cercana -y más alta- isla de Agilkia, donde se encuentra hoy en día con seguridad. Es un sitio extraordinario para visitar, a pesar de los años que estuvo inundado.

Biblioteca Alexandrina

Con suficiente estante para ocho millones de libros, es justo decir que esta biblioteca se toma en serio el poder del mundo de la escritura. No solo debes visitarla para leer material único, sino para disfrutar de su majestuosa arquitectura. Fue construida en 2002, en Alejandría, a orillas del Mediterráneo, y se realizó un concurso para su diseño el cual fue ganado por una firma Noruega. Dentro de la estructura formada por piedra curvilíneas y vidrio, diversos entresuelos reflejan la luz del día. Aparte de los libros, hay cuatro museos, un mirador de vista panorámica de 180 grados, pantallas interactivas, seis bibliotecas especializadas e internas, como por ejemplo, una para niños con discapacidad visual.

Gran Acuario de Hurgada

Lo que normalmente esperas al visitar un acuario es mucha agua y especies marinas nadando en ella; pero lo que no esperas es conseguir un mini zoológico, una exhibición de fósiles y una selva. Pero en el Gran Acuario de Hurgada, que es el más grande de África, tus expectativas serán superadas. No obstante, la característica más impresionante es el área acuática, donde hay túneles con tiburones por los cuales podrás caminar por medio del acuario, y observar estas fantásticas especies nadando de un lado a otro muy cerca de ti. 

Elefantina

Su nombre deriva de su forma curvada que se asemeja al colmillo de un elefante, y es una isla situada en el río Nilo, en el estrecho del río frente a la ciudad de Asuán. De acuerdo a la mitología egipcia, era el hogar del dios con cabeza de carnero Jnum, que custodiaba esta parte del río. Puedes explorar las ruinas de este templo en el área sur de la isla, e inclusive conocer su momia en el Museo de Asuán, junto con otros interesantes descubrimientos arqueológicos. 

Pirámides de Giza

Con 137 metros de altura, la más grande, la Pirámide de Keops, es 41 metros más alta que el Big Ben. Visto de cerca, la magnitud y la masa de estas estructuras milagrosas es una experiencia realmente asombrosa. Se cree que su construcción llevó más de 20 años y necesitó más de 4.000 trabajadores. El costo de construir la pirámide de Keops hoy en día ascendería fácilmente a 5 mil millones de dólares. Entrar en el interior de la pirámide es una experiencia inquietantemente transportadora y no apta para claustrofóbicos.

Represa Alta de Asuán

Con 111 metros de altura y 4.000 metros de ancho, es la presa de terraplén más grande del mundo, lo que no sorprende cuando nos damos cuenta de que está reteniendo las aguas del río más largo del mundo. Su construcción se dio entre los años 1960 y 1970 para ayudar a controlar las inundaciones anuales más abajo del Nilo, lo que permite un riego más regulado; ya que anteriormente, la sequía y las inundaciones destruyeron los cultivos y afectaba gravemente la vida de la población. La represa cambió todo, permitiendo una mayor consistencia, eficiencia y mejorando la calidad de vida del área.

Ópera de El Cairo

Construida para reemplazar la Ópera Khedivial o Real, que fue destruida por un incendio en la década de 1970, la Ópera de El Cairo, inaugurada en 1988, es el centro de las artes escénicas. Considerablemente más grande que su predecesor, podrás disfrutar desde proyecciones de películas hasta lecturas de poesía, música en vivo y óperas. 

Templo Mortuario de Hatshepsut

Este increíble templo, que surge de los imponentes y escarpados acantilados de Deir el-Bahari, tiene una nitidez y una simetría que contradice su antigüedad, ya que se construyó hace más de 3.000 años. En el período intermedio, el templo se redujo principalmente a escombros por el clima, los terremotos y la destrucción deliberada, pero ha vuelto a la vida gracias a un equipo de arqueólogos y conservacionistas polaco-egipcios.

Desierto Arábigo u Oriental de Egipto

Esta extensión desértica se encuentra ubicada entre el Nilo al oeste y las montañas del Mar Rojo al este, sirviendo como un museo al aire libre de sitios arqueológicos. Si quieres explorarlo -que deberías-, tienes que reservar un recorrido oficial con un operador licenciado, ya que no existen vías accesibles para los turistas. Allí puedes visitar importantes sitios históricos como el Monasterio de San Paolo de Anacoreta y Wadi Hammamat, una antigua ruta de minas e intercambio. 

Colosos de Memnón

Estas dos inmensas estatuas del faraón Amenhotep III es todo lo que permanece del inmenso templo mortuorio que rivalizaba con cualquier otro en Egipto para esos tiempos. Fue creado por Amenhotep para poder ser adorado en vida. El templo tuvo una vida corta, dos terremotos muy seguidos, combinados con las inundaciones del Nilo, demolieron el templo.

Las estatuas fueron reconstruidas por los Romanos, que descubrieron que una de ellas hace un sonido misterioso, como el punteo de una cuerda de lira, en la puesta del sol. A raíz de ello, se convirtieron en una atracción muy importante hasta el día de hoy.

Templo de Kom Ombo

Si de algo estamos seguros es que hay templos de sobra para visitar en Egipto, pero ¿cuántos de ellos ofrecen trabajos arqueológicos de hasta 300 cocodrilos momificados?.

Este es un inusual y encantador templo, justo detrás del río Nilo, construido en dedicatoria al dios cocodrilo Sobek (de allí el hallazgo reptil) y el dios halcón Horus (o Haroeris). A pesar de resistir las inundaciones estacionales durante milenios, el templo de Kom Ombo conserva una serie de frisos, relieves y tallas hermosamente conservados. También encontrarás una sombra (un pozo antiguo) y estatuas, algunas recientemente descubiertas.

Mezquita Al-Azhar

En El Cairo, conocida como la Ciudad de los Mil Minaretes, la primera en elevarse al cielo pertenece a la Mezquita Al-Azhar, siendo la más antigua de la ciudad. También es la segunda universidad más antigua continuamente operacional del mundo, especializándose en el estudio de la teología sunita y la ley Sharia. Es una maravilla arquitectónica, con resplandecientes cúpulas decoradas y patios, con la opción de hacer un recorrido guiado a través de su historia y apreciar los detalles de su extraordinaria arquitectura.

¡Chequea la Guía de Viaje a Egipto con toda la información necesaria para hacer tu viaje inolvidable!

Respuesta en menos de 24hs. ¡Consulte Ahora!

Teléfono de Contacto
Fecha de llegada