¿Cuál es mejor, Dubái o Abu Dhabi?

En este artículo te indicaremos por qué deberás viajar tanto a Dubái como a Abu Dhabi para conocer las dos importantes ciudades que conforman los Emiratos Árabes Unidos.

Dubái

Como indicamos anteriormente, Dubái, uno de los siete emiratos que conforma Emiratos Árabes Unidos, es una atractiva ciudad que se posiciona en el horizonte de los viajeros del mundo como destino turístico y también como hub de conexiones.

En la costa del Golfo Pérsico, en Medio Oriente, Dubái fue aldea de pescadores y buscadores de perlas, potencia petrolera.

El choque de culturas y de tradiciones es constante en Dubái, que tiene una población de 2.7 millones de habitantes, pero el 80% son extranjeros. El árabe es el idioma oficial, pero todos hablan en inglés y los carteles están en ambos idiomas.

Algunas de las propuestas en la ciudad: el Burj Khalifa, con 828 metros metros es el edificio más alto del mundo, entre otros récords que ostenta. Además del lujoso Dubái Mall. Sus playas, como por ejemplo el Kite Beach, una playa de agua transparente con una temperatura perfecta. Asimismo, tendrán que visitar el Dubai Aquarium & Underwater Zoo; y el IMG Mall, que tiene una particularidad que lo hace único: es el parque temático cubierto más grande del mundo.

Burj Khalifa

Empezamos a lo grande. O a lo alto, mejor dicho. “La palabra imposible no existe en el diccionario de los líderes. No importa cuán grande sea el desafío, la fortaleza de la fe, la determinación y la resolución lo superarán”, dijo al respecto el jeque Mohammed bin Rashid Al Maktoum. A estas palabras no se las llevó el viento, sino que se plasman en esta construcción con más fuerza que nunca. Con 828 metros metros, el Burj Khalifa es el edificio más alto del mundo, entre otros récords que ostenta como ser la estructura construida por el hombre más alta del mundo, el piso ocupado más alto del mundo, el deck de observación al aire libre más alto del mundo y la fachada de aluminio y vidrio más alta delmundo. Razones suficientes para querer subir y mirar.

El edificio, una aguja que se destaca en el skyline de Dubai, comenzó a construirse en 2004: fue cuando se inició la excavación. Para julio 2007 ya se había construido el piso 141. La ceremonia oficial de inauguración fue en enero de 2010. Dicen que el peso total de todo el aluminio utilizado en la torre equivale a cinco aviones A380 (el avión comercial más grande del mundo) y que el cemento usado pesa el equivalente a 100.000 elefantes.

Con acceso a la torre más alta del mundo, y conexión interna con una estación del metro que lleva su nombre, también se encuentra el Dubai Mall, que satisface a la sociedad de consumo con marcas internacionales, entretenimiento, comida servida en vajilla descartable, wi-fi gratis y aire acondicionado hasta la una de la madrugada.

Es que en estas arenas concurridas de los Emiratos Árabes Unidos, los zocos (así se les dice a los mercados tradicionales de los países árabes) no le hacen sombra a los centros comerciales modernos y vanguardistas (por ejemplo, el Mall of Emirates tiene un centro de esquí).

Además del lujoso Dubái Mall, se destacan sus playas, como por ejemplo el Kite Beach. Esta es una playa de agua transparente con una temperatura perfecta, donde se pueden alquilar sombrillas y sillas o echarse junto a la orilla, en bikini o en burkini. Acá la premisa es pasarla bien.

Desde las alturas se puede apreciar lo imponente de Dubái. Los vuelos en hidroavión de Seawings permiten tomar conciencia de las dimensiones de esta ciudad que está creciendo en dirección al desierto. La obra en construcción de un sueño infinito.

Allá abajo están los obreros indios, paquistaníes, afganos, iraníes y libaneses que trabajan sin pausa, en turnos rotativos. Por muchos años más, las grúas le seguirán ganando a las dunas.

Se sobrevuelan el centro financiero y el Downtown, las estaciones de metro con forma de ostra (un homenaje a los antiguos buscadores de perlas), los proyectos ambiciosos como Dubailand, las torres de la Marina y los íconos: la nave blanca del Burj Al Arab (hotel de lujo con una altura de 321 metros, siendo el cuarto hotel más alto de todo el mundo y uno de los edificios hoteleros más representativos del país) que emerge de las aguas verdes del Golfo Pérsico y las islas artificiales de The World y The Palm.

Asimismo, tendrán que visitar el Dubai Aquarium & Underwater Zoo;  y el IMG Mall, que tiene una particularidad que lo hace único: es el parque temático cubierto más grande del mundo.

Abu Dhabi

Abu Dhabi​ ​es la capital y segunda ciudad más poblada de los Emiratos Árabes Unidos así como del emirato homónimo. Abu Dhabi se encuentra en una isla en forma de T al sureste del golfo Pérsico.

Un simple recorrido por sus calles es suficiente para sentirse en el medio de una ciudad que mezcla modernidad, lujo y costumbres milenarias.

Los ruidos de los motores de autos último modelo, bajos y bien cerca del asfalto, se mezclan con coches antiguos, en general utilizados por la clase trabajadora, en su mayoría paquistaníes e iraquíes. Los emiratíes caminan con sus túnicas, casi todas blancas, pero también hay grises y de diferentes extensiones.

Allí todos hablan en árabe, y la alternativa del inglés es para unos pocos. Pero el lenguaje universal del respeto y las buenas costumbres siempre abre puertas y soluciona cualquier problema de idioma.

Son varias las atracciones turísticas que ofrece esta isla en forma de T ubicada al sureste del golfo Pérsico. De ellas, se destacan la imponente Mezquita Sheikh Zayed, el Louvre Abu Dhabi, un museo inaugurado a fines del 2017 y que desde afuera parece un platillo volador, y el tour del circuito de Yas Marina.

Mezquita Sheikh Zayed

Si hay una actividad imprescindible que hacer en Abu Dhabi, es visitar este fastuoso y precioso edificio. La mezquita Sheikh Zayed es el principal atractivo de la ciudad, sin dudas. Como indica su nombre, está dedicada a Zayed bin Sultán Al Nahayan, el primer presidente del país. Su belleza es indudable y en los últimos años se convirtió en uno de los principales monumentos del país. El edificio es enorme: es la más grande de los Emiratos Árabes Unidos y la decimoquinta con mayor capacidad del mundo.

Su construcción comenzó en el año 1996 y se terminó en el 2007. Se trata de una de las mezquitas más grandes del mundo. Es capaz de albergar a más de 40.000 fieles, incluyendo 7.000 en la sala de oración principal, en sus más de 22.000 metros cuadrados. La superficie aproximada de 5 campos de fútbol. La mezquita de Abu Dhabi es uno de los ejemplos más importantes de la arquitectura islámica contemporánea en el mundo. La primera ceremonia celebrada en la mezquita fue el funeral de Sheikh Zayed, cuyo cuerpo fue enterrado en ella.

La mezquita cuenta con 82 cúpulas decoradas en mármol blanco. De estas cúpulas, la principal tiene un diámetro exterior de 32 metros y una altura de 70 metros en el interior y 85 en el exterior. Tiene también alrededor de 1.000 columnas de mármol cubiertas de piedras preciosas. La mezquita Sheikh Zayed alberga 7 lámparas chapadas en oro de 24 quilates, con centenares de cristales de Swarovski. La sala de oración principal está dominada por una de las lámparas más grandes que existen. Hecha con cristales de Swarovski, mide 10 metros de diámetro, 15 metros de altura y más de 9 toneladas de peso. Toda una muestra de poderío que hace que la mezquita Sheikh Zayed de Abu Dhabi deleite a los centenares de turistas que la visitan cada día.

Respuesta en menos de 24hs. ¡Consulte Ahora!

Teléfono de Contacto
Fecha de llegada