Gastronomía de Italia: Conoce la deliciosa cocina italiana

En un viaje a Italia podrán priorizar visitar sus monumentos, vivir la historia romana en primera persona o recorrer sus paisajes de postal. Pero este país, claro, también se destaca por su gastronomía, expandida hacia cualquier punto de la Tierra.

Claro, la pasta es el plato más conocido. La pizza también. Esto deberán comer, y mucho, con la salsa y los ingredientes, respectivamente, que más les guste. Sin embargo, la gastronomía italiana se caracteriza por sus elaboraciones con abundantes verduras, frutas, carnes, pescados, arroz, pastas y panes. Otro de sus platos típicos, además de la pizza y pasta, es el rissoto, la lasaña y el carpaccio.

Entre los postres tradicionales se encuentra su famoso gelato, mejor conocido como helado (de todos los gustos, artesanales y deliciosos) el tiramisú y el babà de Nápoles. Por último, entre las bebidas típicas de Italia está el lemoncello, la grappa y la sambuca.

Aquí detallamos algunos de sus típicos platos:

Pizza

El origen de la pizza tiene mucho que ver con el pan en Italia, ya que en la antigua Roma se acostumbraba a hacer pan de forma circular y cortado en porciones. Años más tarde, a esta masa de harina se le añadirían otros ingredientes como salsa de tomate y queso mozzarella, pero en la actualidad la pizza admite una gran variedad de ingredientes como frutas, verduras, hasta carne o pollo, pescado, marisco y embutidos. ¿A quién no le puede gustar una pizza?

Risotto

Esta comida típica italiana se prepara a base de arroz y de queso parmesano, sin embargo, en la actualidad existen muchas recetas de risotto con distintos ingredientes. Originario del noroeste de Italia, y debido a la abundancia de arroz, este plato ya es famoso en prácticamente todo el mundo. Y un risotto bien hecho, será cuando podrás apreciar su cremosidad típica. Ese es el risotto italiano No te lo podés perder.

Carpaccio

El Carpaccio es actualmente una receta famosa a nivel internacional. ¿Qué tiene de especial este plato? Es que es con carne cruda. Y desde el Mediterráneo se puso de moda eso de comer carne cruda... Ahora bien, la magia para que este plato sea delicioso está en cortar muy fino la carne y en acompañarla de ingredientes como queso, cebolla, albahaca y aceite de oliva. Si querés disfrutar del sabor inconfundible de este plato italiano deberán inmiscuirse en varias de las recetas que andan dando vueltas por internet y verás qué bien queda como entrada en cualquier juntada con amigos o familia.

Lasaña

Aunque la preparación de la lasaña varía según la región en la que se prepare, consiste en un tipo de pasta con forma de lámina cuadrada que se coloca en forma de bloque y se rellena con carne, pescado o verdura. Entre lámina y lámina también lleva bechamel, y para terminar abundante queso con el que se le dará su aspecto habitual gratinado. Si todavía no te animaste a hacerlo, animate, dale, es un plato de esos que no tienen desperdicio y empezar por la lasaña de carne casera será ideal ya que, seguro, lo disfrutarás muchísimo.

Ensalada caprese

Como en Italia no todo se basa en harinas, deberán probar su clásica ensalada caprese con ingredientes tan básicos como tomate, mozzarella fresca, unas hojas de albahaca y un chorrito de aceite de oliva. Por muy sencilla que parezca, la combinación de estos ingredientes nos da como resultado una ensalada que se destaca por su sabor a fresco y sus colores que justamente nos recuerdan la bandera de Italia… curioso ¿verdad? También, claro, llegó como un gusto especial en las típicas empanadas argentinas. La empanada de caprese cada vez es más consumida.

Arancini

Típico plato de la gastronomía siciliana (sus ingredientes son típicos de cualquier gastronomía mediterránea).  Se trata de unas croquetas redondas de pasta de arroz que poseen un color anaranjado debido al uso de azafrán, se sirven calientes y se toman como un cualquiera plato del día. Los arancini son un plato típico de la ciudad de Mesina, donde probablemente se inventó.

Pasta a la carbonara

Uno de los platos típicos de Italia es la pasta alla carbonara. Esta comida italiana es un plato de pasta originario del Lacio, y más concretamente de Roma. La receta original se basa en huevos, queso (Pecorino Romano o parmesano), aceite de oliva virgen extra, panceta o guanciale y pimienta negra tocinera. Los espaguetis son la pasta generalmente utilizada; sin embargo, también se pueden utilizar fettuccine, rigatoni o bucatini.

Para algunos la palabra carbonara proviene de carbone, que en italiano es la denominación de carbón (carbonari), y se cree que el nombre del plato tiene su origen en el plato típico de los elaboradores de carbón vegetal en los Apeninos. Otros mencionan que la denominación carbón se hace debido al empleo de la pimienta negra en la elaboración de la salsa que puede recordar al carbón. Asimismo, algunas hipótesis dicen que el primero en darle el nombre fue el escritor culinario napolitano Ippolito Cavalcanti que en el año 1839 publica la receta por primera vez en su libro titulado: Cucina teorico-pratica.

¿Dónde probar estos típicos platos italianos?

Para probar todos estos platos típicos, y más, deberán visitar los mejores restaurantes de Roma. Aquí hacemos referencia sobre algunos de ellos: La pasta cacio e pepe (queso y pimienta) es uno de los platos más apreciados de la gastronomía romana y el restó Tanto pé Magnà, situado en pleno barrio de la Garbatella, es un buen lugar donde probarla.

Revistas italianas también están de acuerdo en que en Trattoria da Danilo (Via Petrarca, 13, 00185 Roma) se comen uno de los 10 mejores espaguetis a la carbonara de la capital italiana. Se sirven siempre al dente, exquisitamente envueltos en una deliciosa y equilibrada crema al huevo y cubiertos de trozos de verdadera carrillada en cubitos y espolvoreados con pimienta negra y parmesano.

Si querés comer una verdadera pizza romana, con una base fina y repleta de ingredientes o los suflés “al teléfono” con su mozzarella, el sitio perfecto es la Pizzeria “Ai marmi” (Viale di Trastevere, 53/57 00153 Roma‎). Podrás probar pizzas, bruschette, frituras tradicionales (además de los suflés, como las flores de calabacín y los filetes de bacalao) y dulces caseros. Es un local bastante concurrido porque conserva un ambiente auténtico y precios accesibles. Otro punto positivo es la ubicación, ya que después de comer una pizza viene bien pasear por las bellas callecitas de Trastevere.

Respuesta en menos de 24hs. ¡Consulte Ahora!

Teléfono de Contacto
Fecha de llegada