Recorriendo Ítaca: la patria de Ulises, según la Odisea de Homero

Pequeña y escarpada, Ítaca es famosa por ser, de acuerdo al poeta griego Homero, la patria de Ulises, el Rey de Ítaca.

Los hallazgos en este histórico e impresionante lugar se remontan al 4000-3000 a.C., y ya en tiempos micénicos se había convertido en capital de un reino que incluía a la vecina Cefalonia.

Vathý

La capital es un actractivo puerto con casas de tejado marrón apretadas en una recortada bahía. Las colinas circundantes acogieron los primeros asentamientos, pero el puerto en sí fue poblado en época medieval, y Vathý se convirtió en capital en el siglo XVII. Arrasada por un terremoto en 1953, fue reconstruida y declarada espacio protegido, lo que obliga a que todos los edificios nuevos se ajusten a los estilos existentes.

El Museo arqueológico alberga una colección de vasos y exvotos de la era micénica. Y, por su parte, en la iglesia de Taxiárchis hay un icono de Cristo del siglo XVII supuestamente pintado por El Greco.

Explorando la isla

Con una sola población importante, altas colinas, playas de guijarros y pocas construcciones, Ítaca resulta muy agradable de explorar. Dos servicios diarios de ómnibus (cuatro en temporada alta, desde hace algunos años) unen Vathý con los pueblos del norte; además hay algunos taxis.

Stávros

El pueblo más grande del norte de Ítaca, pese a contar sólo con 300 habitantes (de acuerdo a informaciones publicadas en esta década), es una próspera comunidad con un concurrido mercado. La cercana bahía de Polis pasa por ser el antiguo puerto de Ítaca y sede de un importante santuario de culto a las ninfas (en la mitología griega, una ninfa es una deidad menor femenina típicamente asociada a un lugar natural concreto, como puede ser un manantial, un arroyo, un monte, un mar o una arboleda).

El Palacio de Ulises pudo estar sobre Stávros, en lo alto de la colina que llaman Pilikáta (para dar con él hay que preguntar en el Museo Arqueológico). Tiene una sola sala y se ofrecen visitas guiadas en varios idiomas. Entre los hallazgos locales figura un trozo de máscara de terracota de la cueva de Pólis con la inscripción: “Dedicada a Ulises”.

La leyenda del regreso de Ulises a Ítaca

Ulises, Rey de Ítaca, era reacio a dejar a su esposa Penélope y a su hijo Telémaco para unirse a Agamenón en la expedición contra Troya. Pero una vez en combate su destreza como guerrero y orador y su astucia resultaron vitales. Sin embargo, el retorno al hogar estuvo erizado de peligros, entre ellos, el cíclope, la bruja Circe y la seductora Calipso. Al cegar al cíclope se ganó el odio de Poseidón, quien, a pesar del apoyo al héroe de Atenea, se cuidó de que Ulises perdiera a todos sus hombres antes de que los feacios lo devolvieran a su hogar diez años después de abandonar Troya.

En Ítaca, Ulises halló a Penélope asediada por numerosos pretendientes; disfrazado de mendigo y con la ayuda de su cuidador de cerdos Eumeo y de su hijo, Ulises dio muerte a todos y recuperó esposa y reino.

 

Con Greca puedes encontrar paquetes de viajes a Ítaca al mejor precio. ¡Hazlo a tu medida!

Respuesta en menos de 24hs. ¡Consulte Ahora!

Teléfono de Contacto
Fecha de llegada