Consejos para planificar un viaje a Grecia: islas y sitios arqueológicos de interés

Grecia atrae a visitantes de todo el mundo dispuestos a reconocer paisajes leídos y recreados antes en la imaginación, playas hermosas e islas de ensueño.

Pero un viaje a Grecia tiene mucho que ofrecer. Cuna de la historia y la mitología, el país heleno brinda un sinfín de opciones de hermosas islas con sus respectivos sitios arqueológicos, en su mayoría, Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. Aquí te detallamos algunos de ellos.

La Acrópolis de Atenas

Quienes nunca han viajado al país heleno no pueden sustraerse a la magia de Atenas, tierra en la que nació la civilización occidental. La Acrópolis estuvo habitada desde finales de la era neolítica (2800 a.C. – 2500 a.C.), como demuestran los restos de cerámica hallados en la zona, y durante mucho tiempo fue utilizada como refugio de los habitantes de sus alrededores. Las construcciones más antiguas se remontan al siglo XIV a.C. La Acrópolis es un genuino testamento de la edad de oro de Grecia, entre el año 461 y el 429 a.C., período mágico, en la cúspide de la influencia de Pericles, en el que floreció la vida intelectual y artística de Atenas. Se cree que estuvo habitada sin interrupción durante toda la edad de bronce y en épocas sucesivas. Allí se encuentra el templo de Atenea Niké, construido entre los años 488 y 427 a.C. El Partenón, una obra maestra de la arquitectura concebida por Pericles y ejecutada entre el 447 y el 438 a.C. por el brillante escultor Fidias. Además del Erecteón, ubicada en lo alto de la Acrópolis - famoso por las seis columnas en forma de doncella que sostienen una de las puertas: las cariátides-, otra obra maestra que encontrará allí.

La Acrópolis abre todos los días de 08:00 a 17:00, y en primavera y verano permanece abierta hasta las 19:00. Los días de cierre del recinto arqueológico son el 1 de enero, el 25 de marzo, el 1 de mayo, el domingo de Pascua y los días 25 y 26 de diciembre. Las entradas se pueden comprar directamente en las taquillas ubicadas en la entrada del recinto, y también puedes comprar tus entradas online a la Acrópolis sin colas. Ambas son válidas para visitar todo el recinto arqueológico.

Ruinas minoicas en la isla de Creta

La aparición de Creta en la historia está vinculada al desarrollo de la civilización minoica. Cuando los primeros invasores aqueos (pueblo indoeuropeo de la Edad de Bronce) llegaron a las costas cretenses, durante los S.XV-XIII a.C., ya hacía tiempo que la isla disfrutaba de una civilización avanzada: Homero la llamó “la isla de las cien ciudades”. Las excavaciones iniciadas en el SXIX han sacado a la luz los impresionantes restos de una de las civilizaciones más brillantes de todos los tiempos: en 1878 Minos Kalokairinos llevó a cabo las excavaciones de Cnosos y su palacio, perteneciente al rey Minos. La colina de Cnosos estuvo habitada desde el neolítico, y la población se extendió por los terrenos circundantes. En torno al año 1900 a.C. se allanó la cima y se construyó el primer palacio; dos siglos más tarde, después de un terremoto, se levantó el nuevo palacio.

El Cnosos queda a 5 km de Heraclión, la capital de Creta, una ciudad frenética, con mucho movimiento, típico de las ciudades costeras. Te aconsejamos un paseo por la zona del puerto veneciano y las calles del centro que te harán descubrir varios monumentos interesantes, además de ser ideal para quienes desean ir de compras.

Ruinas de Delfos

En un viaje a la ciudad Delfos podrás visitar El Templo de Apolo. Visible hoy (hubo otros seis construidos sucesivamente en el lugar) este templo se remonta al siglo IV a.C. Por encima del templo está el teatro, muy bien conservado, donde podrían sentarse 5.000 espectadores; las obras, que se iniciaron en el siglo III a.C., no se concluyeron hasta el año 160 a.C. y más tarde fue restaurado por los romanos. La vista que se disfruta desde el teatro merece la subida, al igual que la que ofrece el estadio, que está montaña arriba, en el punto más elevado de la ciudad antigua. Abrazado a un bosque de pinos, es éste un tranquilo refugio con la rotunda majestuosidad de la montaña como telón de fondo.

El sitio Arqueológico de Olimpia

Olimpia es el antiguo santuario de Zeus, uno de los yacimientos arqueológicos más populares de Grecia. Ubicado en la península del Peloponeso, en la Grecia continental, este es el lugar donde se celebraban los Juegos Olímpicos originales en la Antigüedad. Sus extensas ruinas abarcan zonas de entrenamiento deportivo, un estadio y templos dedicados a los dioses Hera y Zeus. Aunque se cree que la primera olimpiada tuvo lugar en el año 776 a.C., las figuras de bronce del período geométrico (siglos X-VIII) revelan que el santuario se utilizaba ya antes de esa fecha.

Aunque la visita podría durar un día, ya que hay muchísimos lugares que ver en Olimpia, una visita turística, te llevará aproximadamente unas dos horas y media o tres horas viendo todo con tranquilidad y haciendo fotografías. Como en el resto de recintos arqueológicos de Grecia, en la mayoría de lugares que visitar en Olimpia no hay mucha sombra, por lo que conviene venir con protector solar, gorra y agua. (Ver paquetes a Olimpia en Viajes a Grecia).

Sitio Arqueológico de Delos

Aunque Delos es un pequeño islote, sin apenas recursos naturales, pudo convertirse en el centro religioso y político del Egeo. En el año 1000 a.C., los jónicos, que habitaban las Cícladas, habían convertido a Delos en su capital religiosa e introdujeron el culto de Apolo. Delos fue excavada en 1873 por la escuela francesa de arqueología de Atenas y sus principales edificaciones son: El ágora de los Competaliastas, un mercado junto al puerto sagrado, construido en el siglo II a. C.; El templo de Delos o gran templo, uno de los tres dedicados a Apolo, construido a partir del 478 a. C., pero cuyas obras se pararon a mitad de siglo y no fueron reiniciadas hasta el siglo III a. C.; la fuente de Minos, La terraza de los leones, El teatro del siglo III a. C., inicialmente de mármol y después de madera. Y el templo de Isis, y el templo de Hera. Pero esta isla no sólo se centra en su historia y deberemos centrarnos en la comida típica de esta isla que es una de las denominadas Cícladas.

La especial geomorfología de estas islas, junto con el mar, el viento y el sol, determinan las características especiales y la calidad de los productos que se producen en sus tierras. Uvas, aceitunas, legumbres y hortalizas que no necesitan demasiada agua, variedades de tomate, verduras silvestres, alcachofa salvaje, espárragos trigueros, las alcaparras, el kritamo, entre otras, son las principales materias primas de las islas en lo que a alimentos se refiere. La pesca, por supuesto, también es un elemento importante, mientras que la carne es más escasa y se utiliza principalmente para las celebraciones. El queso de las Cícladas es una síntesis increíble de sabores y aromas. (Ver paquetes de Delos en Viajes a Grecia).

Respuesta en menos de 24hs. ¡Consulte Ahora!

Teléfono de Contacto
Fecha de llegada