Islas griegas: Cefalonia, la ínsula más grande de las Jónicas

Como indicamos en el anterior artículo, entre los atractivos de Cefalonia o Kefalonia -una de las más bellas de las islas griegas-, se cuentan concurridas localidades playeras, el parque nacional de Monte Aínos -en torno al pico más alto de la isla- y las aguas azules de la cueva-lago de Melissani.

¡Mirá este exclusivo paquete turístico que incluye Cefalonia y Zante!

Cueva de Melissani, uno de los grandes atractivos de Cefalonia

En la costa este, Sami tiene servicios de ferry con el Peloponeso e Ítaca. Cerca hay dos cuevas:  la de Drogkaráti, 3.5 km., al sudoeste, y la cueva-lago de Melissani, 2km., al norte. Esta subterránea cueva-lago fue en tiempos miscénicos un santuario del dios Pan. Parte de su techo calizo se derrumbó, creando un fascinante lugar de profundas aguas azules. Un canal conduce a la sección cerrada, donde según la leyenda se ahogó la ninfa (en la mitología griega, una ninfa es una deidad menor femenina típicamente asociada a un lugar natural concreto, como puede ser un manantial, un arroyo, un monte, un mar o una arboleda) Melisaní cuando fue rechazada por Pan.

Explorando Cefalonia

Asimismo, Cefalonia tiene su pueblo encalado de Kástro, capital de Kefalonia hasta 1757. Este sigue creciendo con sus extramuros de la fortaleza bizantina de Agio Geórgios, que fue reformada por los venecianos en 1504, sufrió los terremotos de 1636 y 1637 y cayó derribada por el sismo de 1953. El vasto interior, cubierto de maleza, está poblado de mariposas de cola de golondrina.

En 1264 hubo un convento donde hoy se alza Moní Agíou Andréa. La primitiva iglesia resultó dañada en 1953, pero ha sido restaurada y convertida en museo para albergar los iconos y frescos que el sismo dejó sin techo. La nueva iglesia aloja la más preciada reliquia del monasterio: el supuesto pie del apóstol Andrés.

Antaño hubo un santuario dedicado a Zeus en la cima del monte Aínos (1.630 m). En el parque nacional del mismo nombre viven caballos salvajes y las laderas del monte están cubiertas por un abeto autóctono (un género de árboles de la familia de las pináceas, dentro de las coníferas), el Abies cephalonica. Hacia la cima sube una carretera que pronto se convierte en un camino intransitable.

 

Respuesta en menos de 24hs. ¡Consulte Ahora!

Teléfono de Contacto
Fecha de llegada