Viaje a Grecia: su identidad culinaria

En un viaje a Grecia es imprescindible probar las exquisiteces que la cultura helénica te ofrece. Asimismo, cada grupo de islas griegas posee una identidad culinaria propia que refleja su historia y geografía. Muchos platos jónicos se basan en la pasta, legado de la ocupación veneciana; los de las rocosas Cícladas exhiben sabores intensos; y los cocineros del Dodecaneso e islas del Nordeste Egeo aprovechan la abundancia de las aguas que bañan sus costas. Pero claro, los platos “de mar” son muy aprovechados en las islas griegas y muy accesibles en cuanto a lo económico.

¡Mirá este crucero por las islas griegas y la costa turca!

A su vez, en un viaje a Grecia, no debe dejar de visitar la isla de Creta, que se singulariza por la prolongada ocupación turca, que dejó el gusto por los platos fuertemente especiados. Asimismo, trascendió durante años que los arqueólogos excavaron en esta isla bellos utensilios de cocina y singulares ingredientes del periodo minoico.

Cocina cretense, vinos y quesos

La cocina cretense cuenta con numerosos platos exclusivos de la isla. El cerdo, por ejemplo, legado de la antigüedad, se consume más aquí que en el resto de Grecia.

A su vez, en un viaje a Grecia no debe perderse de probar sus elaborados quesos: varias clases de deliciosos quesos de oveja, vaca y cabra, siempre según las tradiciones locales. Y, claro, sus vinos. Las tres zonas vinícolas de las islas son las jónicas, Creta y el Egeo. Entre las especialidades griegas se cuentan el retsina (vino aromatizado con resina de pino), el vino ximá, el anisado ouzo los vinos de postre del norte del Egeo. Para el desayuno se suele tomar una buena taza de café griego.

Y otro punto clave: Grecia no es como el resto de Europa. Perfectamente, en un viaje a Grecia, se puede ir a comer a afuera en medianoche. No lo dude, ya que es normal en la cultura helénica.

En un viaje a Grecia, ir de compras por sus islas puede ser muy entretenido, sobre todo si se le compra directamente del fabricante. Muchos de los pueblos viven de la venta de los productos de artesanía y en los más pequeños, es posible ver bordadoras, encajeras y alfareros trabajando sentados a la puerta de sus casas. Los otros productos, excepto la comida y bebidas locales, suelen ser importados y, por lo tanto, bastante caros.

 

Respuesta en menos de 24hs. ¡Consulte Ahora!

Teléfono de Contacto
Fecha de llegada